Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Presidencia de la Nación.

logo ddhhlogo-jus

Tenemos Patria, Argentina un pais con derechos


Esta publicación reúne una selección de políticas públicas que son una clara expresión de un Estado democrático y presente en las necesidades de su pueblo.

Cada página contiene información sobre los alcances y objetivos de diversas políticas de ampliación de derechos, así como también la documentación y los pasos que se deben llevar adelante para acceder a cada una. Entre ellas se encuentran la Asignación Universal por Hijo, Conectar Igualdad, PRO.CRE.AR., Televisión Digital Abierta, Argentina Trabaja, SUBE, Tarjeta Argenta, Plan Nacer, Centros de Acceso a la Justicia, matrimonio igualitario e identidad de género.

Conocer nuestros derechos es tarea de todos. Por eso, esta publicación tiene el objetivo de contribuir y aportar al proceso de inclusión social, igualdad, diversidad y garantía de los derechos del conjunto de la población.

 

 

"No estamos regalando nada, estamos devolviendo parte de lo que durante décadas se les sacó a los más humildes de la Patria (…) y parte de la dignidad que les habían arrebatado a los argentinos".

Cristina Fernández de Kirchner

 

Tapa _tenemos _patria

Una década ganada en derechos

 

En América Latina siempre se pensó que las transformaciones sociales llegarían impulsadas a través de la lucha y la organización popular.

El peronismo, como el más representativo movimiento nacional y popular del siglo XX, expresó las luchas obreras que ocurrieron desde el principio hasta la mitad de ese siglo, la causa irredenta del yrigoyenismo y las reivindicaciones de los trabajadores argentinos que desde la periferia al centro configuraron el país que hoy tenemos. La reparación social, cultural y política para las mayorías surgió así de la unidad del pueblo representada en la conducción política del Estado.

La crisis del 2001 y 2002 supo ser también el fiel y doloroso testimonio de la continuidad de esas luchas populares y de la resistencia al modelo de exclusión del neoliberalismo. Mientras el Pacto de Olivos pretendía garantizar la impunidad dominante, el pueblo y los sectores medios resistieron a la desintegración social que sobrevendría inexorablemente.

En plena crisis de representación, cuando en Argentina la política era mala palabra y el "que se vayan todos" expresaba la pérdida de legitimidad de las instituciones, asumió como presidente Néstor Kirchner, el dirigente político que mejor leyó esa realidad del pueblo argentino.

Vino a proponernos un sueño y un horizonte de cambios. Vino a construir un proceso político que buscaba recuperar lo cotidiano de la política, a través de un Estado presente que asumiera la responsabilidad de transformar las necesidades individuales en derechos para todos.

Tenemos Patria. Argentina, un país con derechos pretende ser un reflejo de cómo se han reconstruido los lazos sociales a lo largo de esta década ganada, a través de políticas públicas que lograron transformar la realidad de nuestro país.

Una de las mayores victorias obtenidas durante estos últimos años es que los argentinos volvimos a discutir política en la mesa familiar, volvimos a encontrarnos como sujetos de derechos, volvimos a comprometernos con los destinos de nuestra Patria, comprendiendo que la participación y la organización son las mejores herramientas de transformación que tienen nuestros pueblos.

Este período de la historia de la Patria Grande, encabezado por líderes como Néstor Kirchner, Cristina Fernández de Kirchner, Hugo Chávez, Lula Da Silva, Dilma Rousseff, José "Pepe" Mujica, Evo Morales y Rafael Correa, profundizó las democracias latinoamericanas y demostró que era posible que esas transformaciones se produjeran en el marco del proceso democrático. El MERCOSUR, la UNASUR y la CELAC son el fruto de esta unidad estratégica.

Por eso hoy los pueblos de nuestra región están empoderados de derechos, porque tienen mejores condiciones para profundizar y exigir la continuidad de las políticas que supieron cambiarles la vida.

Este puente, que aquí describimos brevemente y que cruza toda nuestra historia a lo largo de 200 años, requiere de un proceso de conciencia de derechos que garantice la continuidad de estas políticas de Estado que ya son parte del patrimonio de todos los que habitan esta Patria. La democratización, desde esta mirada, es un imperativo de nuestra sociedad que impacta sobre la política en todas sus instancias: sea jurídica, económica, social, política y cultural.

En ese sentido, este libro viene a contribuir a ese empoderamiento tan necesario de la sociedad argentina, tendiendo un puente entre los gobernantes, estas políticas y el conjunto de la población. Es ahí cuando tenemos Patria.

Por eso el nombre del libro. Porque volvimos a cantar el Himno, porque seguimos reclamando por la soberanía de las Islas Malvinas, porque seguimos trabajando incansablemente para que no existan más mujeres víctimas de violencia o redes de trata, porque luchamos para que las víctimas del terrorismo de Estado y sus familiares encuentren la definitiva justicia y reparación, porque aún hay compatriotas que no lograron alcanzar con plenitud todos sus derechos. Y porque elegimos seguir haciendo políticas públicas desde una perspectiva de garantía, protección y ampliación de los derechos humanos.

Estas políticas públicas deben ser patrimonio de todos los argentinos y perdurar en las nuevas generaciones, como expresión de una época en la que se tuvo el orgullo, la inteligencia y la sensibilidad de privilegiar a los más humildes, convencidos de que los argentinos no podemos volver atrás en ninguno de los logros alcanzados.

Martín Fresneda

Secretario de Derechos Humanos

Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación

 Descarga la Guía "Tenemos Patria, Argentina un pais con derechos" en PDF

Descarga la Guía "Tenemos Patria, Argentina un pais con derechos" 2° Edición en PDF

Descarga la Guía "Tenemos Patria, Argentina un pais con derechos" Bolsillo en PDF




(+5411) 5167-6500 | 25 de Mayo 544 | C 1002 ABL | Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Argentina