Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Presidencia de la Nación.

logo-blanco

Emotivo homenaje a Eduardo Luis Duhalde a un mes de su fallecimiento

Públicada el 03/05/2012

Durante la ceremonia se descubrió una placa de homenaje de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, cerró un emotivo homenaje a Eduardo Luis Duhalde, celebrado esta tarde, con motivo de cumplirse un mes del fallecimiento del reconocido abogado, docente, historiador, periodista y camarista que se desempeñara como Secretario de Derechos Humanos de la Nación desde el 25 de mayo de 2003 hasta el pasado 3 de abril.

“Su ejemplo condicionará las políticas públicas futuras para que siempre vayamos por más, y nos inspira y nos alienta a redoblar el esfuerzo y la lucha para encontrar a los 400 nietos apropiados que aún estamos buscando y para condenar y meter presos a los genocidas que todavía están en libertad”, dijo Alak, y dio lugar a un sostenido aplauso que numerosos funcionarios nacionales, legisladores, representantes de organismos de derechos humanos, dirigentes y militantes políticos y sociales brindaron en homenaje a quien “dejó una estela de luz tan brillante que no nos permite decirle adiós sino hasta siempre, porque, como él mismo decía, no duele la muerte, lo que duele es haber tenido una vida indigna”, como había dicho antes el subsecretario de Protección de Derechos Humanos, Luis Alén.

Del acto, que se realizó en el Auditorio Dr. Emilio Mignone de la Secretaría, que se vio desbordado por los asistentes, participó también presidente de la Sala II de la Cámara Nacional de Casación Penal; Alejandro Slokar; el Síndico General de la Nación, Daniel Reposo; el ministro de Defensa, Artuto Puricelli; el subsecretario de Política Criminal, Juan Martín Mena; la subsecretaria de Promoción de Derechos Humanos, María Cristina Perceval; la subsecretaria de Gestión Penitenciaria, Laura Lopresti, y el interventor del INADI, Pedro Mouratian, entre otros funcionarios, además de numerosos representantes de Abuelas de Plaza de Mayo, Madres de Plaza de Mayo y Madres Línea Fundadora; HIJOS y otras organizaciones defensoras de los derechos humanos.

Durante la ceremonia se descubrió una placa de homenaje de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y se leyeron adhesiones de importantes personalidades argentinas y del exterior (el juez español Batlasar Garzón, el ex secretario general del Movimiento Justicialista Juan Manuel Abal Medina y los ministros de Derechos Humanos de los gobiernos brasileños de Lula Da Silva y Dilma Rouseff, entre muchas otras), legisladores, organizaciones políticas y sociales, allegados y familiares, entre las que se destacó la conmovedora carta de Laura Duhalde Bartolucci, hija de Eduardo Luis, que rescata la dimensión humana, íntima del hombre que “nos dio la vida y también las herramientas para honrarla”.

En sus palabras de cierre, el ministro Alak destacó “la calidad humana, el valor, el coraje, la lucidez y el brillo intelectual del gran ejecutor de la política que constituye el prestigio más importante de la Argentina en el mundo”, y subrayó que “como toda política, la de Derechos Humanos, diseñada y propuesta por la visión y la convicción de dos extraordinarios líderes y presidentes como Néstor y Cristina Kirchner, necesita de hombres y mujeres capaces de tomar el desafío de una transformación tan importante y traducirla en lucha y en acción”.

Alak sostuvo que Duhalde “fue uno de esos argentinos para quienes los intereses personales son los mismos que los de la Patria” y que, por eso, “vivió y murió por ella, y luchó hasta su último aliento por la libertad y la dignidad de los argentinos”.

El ministro resaltó la “extraordinaria calidad intelectual” del ex secretario, pero destacó que “convirtió la teoría en praxis política y transformó sus ideales revolucionarios en militancia y en lucha, y puso su profesión de abogado al servicio de la defensa de los militantes perseguidos por las dictaduras oligarcas y fascistas”.

También hizo referencia a su exilio durante la última dictadura cívico-militar y recordó que en esa situación “no sólo no bajó los brazos, sino que redobló su compromiso con los derechos humanos, la libertad y la justicia social: fue uno de los principales organizadores de la resistencia al plan genocida e impulsor de las primeras denuncias ante la comunidad internacional”.

“Fiel a sí mismo, coherente y perseverante, no esquivó la responsabilidad de la función pública cuando fue llamado a ejercer un rol central en el proyecto político que reconstruyó, a partir del 25 de mayo de 2003, la Memoria, la Verdad y la Justicia en la Argentina”, señaló el funcionario, y precisó que “en un proceso que la comunidad internacional reconoce como ejemplar, garantizando los derechos que los genocidas violaron con saña cuando persiguieron, secuestraron, torturaron y asesinaron, 875 represores fueron procesados y 275 ya han sido condenados”.

“Por todo esto –cerró Alak- duele tanto que Eduardo Luis Duhalde se haya ido, pero por todo esto, también, se queda para siempre entre nosotros, en el corazón del Pueblo y entre los ilustres servidores de la Patria.”

Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 3 de mayo de 2012.-


Necesita una nueva versión de Flash Player para ver los videos.

Contacte a la oficina de Prensa por teléfono al (+54 11) 5300-4046 y 5300-4000 interno 76423, o por correo electrónico a prensa@jus.gov.ar


Los más Utilizadosabrir | cerrar



Ministerio de Justicia y Derechos Humanos

(+5411) 5300-4000 | Sarmiento 329 | C 1041 AAG | Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Argentina